Cerebrolandia's Blog


SOLUCIÓN A MOUSE, EL RATONCITO.

Posted in Detectives del cerebro by cerebrolandia on January 8, 2010

 

 Este personaje de dibujos animados, inicialmente ( 1920,30..) no era un personaje configurado para agradar al público infantil. Sus rasgos, actitudes y comportamiento no encajaban con la inocencia y candor que demandan los niños. Sin embargo, ésto cambió en las décadas siguientes, configurando un Mickey aniñado, infantil. Para ello agrandaron y redondearon la cabeza, aumentaron el tamaño y forma de los ojos.

Pero…¿Por qué en general sentimos más ternura y nos inclinamos a mostrar mayor protección a cachorros, bebés y peluches y dibujos que posean rasgos similares a las crías y bebés?

La respuesta es la solución al enigma. Existe un mecanismo innato y atávico por el cual ante determinadas configuraciones faciales propias de un bebé, se desencadenan emociones positivas y protección. Son estímulos sensoriales que no se procesan a nivel cortical, sino que acceden directamente al sistema límbico.

Esta reacción afectiva, ha resultado ser adaptativa ya que se orienta a la perpetuación de la especie. Las crias son vulnerables, están indefensas, no pueden subsistir por si mismas. En su alimentación, educación y protección hay que  invertir tiempo y esfuerzo, relegando los intereses particulares. El adulto es tan autónomo e independiente que se hace egoista y sin este mecanismo de reacción refleja, dejaría al margen a sus crías lo que supondría la extinción lógica de la especie.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: